Nuestra historia

Más de 30 años de andadura.

1988

Este año nació nuestro proyecto. Para entonces un novato “Tot Disseny” nos representaba. Era un pequeño equipo, muy joven e inexperto, pero ilusionado, muy ilusionado. Entonces usábamos rotrings, reglas, escuadras y mesas de luz al trabajar. Era un diseño manual y muy artístico, con el revelado típico de los fotolitos en laboratorio con luz roja. Así empezamos nosotros.

1991

Crecimos, nos desarrollamos y pasamos a ser Zero Disseny. Las ideas ya fluían bastante bien para entonces. Una imagen más seria, un equipo que seguía siendo joven y que entraba en la era tecnológica que revolucionó la publicidad y el diseño: Apple. Aún recordamos a la perfección como entraba en nuestra oficina ese nuevo elemento: Un Mac, (modelo LC).

Esa «cajita» cambió por completo nuestro forma de trabajar

 

2006

Nace Obert Publicitat. Ya consolidados, aprovechamos para realizar cambios significativos de estructura, tecnología, creatividad y mucho más. Nace una marca nueva, pero con el espíritu de siempre.

 

2013

Y ahora, a las puertas del 2013, a nuestro muñeco le damos más movimiento, más sobriedad, manteniendo el símbolo de un sentido único en nuestra vida: la vista, el ojo.

¿Quieres ver nuestra web del 2013?

2019

Creativos. Innovadores. Dinámicos. Ágiles. Tecnológicos. Emprendedores. Ilusionados. Serviciales. Profesionales. Motivados. Ingeniosos. Expertos. Joviales. Entregados. Felices. Soñadores. Somos así: Abiertos. Obert.

¿Quieres ver nuestra web del 2019?

2021

Después de una pandemia mundial que jamás olvidaremos, nos hemos reinventando:

Año 2020. No lo olvidaremos.

Dejamos atrás un año que ha cambiado cosas, muchas cosas. Y algunas, probablemente, de manera permanente. Por eso, nos hemos reinventado. Centralizando esfuerzos en el área digital. Más equipo humano, más recursos propios y nueva tecnología y software. Ya la teníamos, pero la situación nos ha empujado a innovar, desarrollar y crear herramientas digitales que marquen la diferencia. ¡A digitalizarse! Y, como siempre, con el sello Obert: servicio y entrega como aval de garantía.

¿Nos reinventamos juntos?